PDA

Ver versión completa : Una lección para el futuro.



titojose54
13/11/2011, 13:38
Argentina, Portugal, Italia y, ahora, Inglaterra. La selección falla ante los grandes y analiza alternativas ante la Eurocopa.

La selección española de fútbol ha entremezclado desde la conquista del éxito más brillante de su historia, el Mundial 2010, una inmaculada fase de clasificación a la Eurocopa 2012, con pleno de triunfos, con derrotas dolorosas en amistosos ante las grandes.

Argentina, Portugal, Italia y ahora Inglaterra. Desde que España se instaló en el cetro del fútbol mundial y se convirtió en el rival más envidiado por su vistoso juego, el equipo a batir, no ha ganado a ninguna de las selecciones con más enjundia.

Entra en la historia de la estadística como la selección que más encuentros ha ganado de forma consecutiva (vence todo desde el mal inicio del Mundial, cuando perdió con Suiza 0-1 el 16 de junio de 2010), y a la par protagoniza diversos problemas futbolísticos frente a selecciones de su nivel. Ante tres campeonas del mundo como Argentina, Italia e Inglaterra, más una noche negra frente a Portugal.

Esos errores conducen a la reflexión a Del Bosque y al grupo de jugadores. Sin alarmas pero con humildad. Falta de concentración en amistosos, esquema con un falso nueve que aumenta el toque pero resta pegada, una intensidad distinta al rival... Son argumentos que pasan por la cabeza del grupo y que justifican les harán más fuerteS para cuando llegue la hora de la verdad, la Eurocopa 2012.

El 4-1 encajado en Buenos Aires ante Argentina tenía una excusa firme. Aún saboreando el éxito de Sudáfrica, recién llegados de vacaciones y entrando en pretemporada se encajó un abultado resultado en un partido en el que España no dejó mala imagen.

Peor se pudo explicar el 4-0 de Portugal en Lisboa. Un mal día en el que todo salió al revés. O el 2-1 frente a Italia en Bari con un inicio de partido de tanta desconcentración que fue imposible levantar pese a la reacción.

El 1-0 de Wembley frente a Inglaterra por un error en una acción a balón parado, lo toman como un aviso de lo que está por llegar. Da igual el nombre del rival. El planteamiento que España encontrará en frente en la mayor parte de sus partidos será defensivo. Cerrojazos con líneas muy juntas para eliminar espacios. Le regalan el balón para buscar las cosquillas en contraataques.

"Siempre es difícil cuando un equipo se mete tan atrás. Unas veces te atascas pero hay otras en las que hemos hecho muchos goles. Todo lo que nos está pasando nos sirve para aprender. Sabemos que es lo que nos vamos a encontrar en la Eurocopa. Debemos seguir evolucionando porque hay barreras que son complicadas de superar", reflexiona Andrés Iniesta, el héroe de Johannesburgo.

"Cuando estamos en competición demostramos que somos un equipo ganador. No es bueno comparar todos los partidos amistosos que hemos jugado ante grandes selecciones. Se parecen poco y el de Inglaterra ha sido el que mejor hemos jugado. Cuando llegue la hora de la verdad ya se verá quien es el mejor", avisa Sergio Busquets.

Lo cierto es que desde que España ganó el Mundial ha vencido todo lo oficial, con exhibiciones de juego, y el balance de amistosos no es positivo. Derrotas ante cuatro rivales grandes, empate con México (1-1), triunfos holgados con Estados Unidos (0-4) y Venezuela (0-3), y victorias ajustadas sin brillo frente a Colombia (1-0) y Chile (3-2).

Hasta la concentración de la Eurocopa 2012, en los próximos seis meses tan solo habrá dos partidos para que Del Bosque corrija detalles. El martes en Costa Rica y en febrero ante un rival por decidir. Cuando lleguen a la gran cita lo harán con una lección aprendida. Cualquier rival te puede vencer, aunque sea de menos calidad, si no muestras su mismo nivel de concentración.

[Only registered and activated users can see links]

Andres Iniesta es marcado por Parker en el partido de Wembley.

pierno
13/11/2011, 14:04
el problema es desmotivacion!

no puedes ir con campeones de Europa y del Mundo a jugar bolos recaudatorios como si esto fuera el circo....

es una vergüenza